Las tablas de San Orencio y Santa Paciencia fueron adquiridas por subasta en 1979 por el Banco de Huesca, hoy BBVA, y formaron parte de la exposición “Signos, Arte y Cultura en el Alto Aragón Medieval” en 1993, la información está extraída del estudio realizado por la Dª Mª Carmen Lacarra Ducay.